Home» Blog de usuário» Diabetes: ¿cómo devolver la salud perdida?

Diabetes: ¿cómo devolver la salud perdida?

¡Hola a todos! Me llamo Anna Ferreira. Trabajo en una fábrica de confitería, tengo dos hijos. ¡Considero mi vida realmente alegre y estupenda! Pero por causa de la diabetes, en un momento, llegó el fin de mi vida clara.

Habitualemente estos relatos se empiezan con la historia de la enfermedad... Pues, me diagnosticaron la diabetes en edad de 24 años. Lo más ridículo es que aunque trabajo en una fábrica de confitería, siempre me daban totalmente igual los dulces. Sin embargo, tengo mis debilidades - siempre me han gustado embutidos con kétchup (cuando probé perritos calientes por primera vez - simplemente me enamoré de esta comida). También adoro la carne asada, aún compré un horno especial para asar los pollos que me encantan.

Claro que me puse a ganar peso pero no me inquietaba mucho de eso, por no hablar de que mi marido dijo que para él yo era la más guapa y que la mujer debía tener un buen apetito. En lo resto todo era bien, no fumaba, no abusaba de alcohol ...

No voy a contaros los detalles. Creo que estos sentimientos son conocidos a muchas personas con la diabetes. Primero vosotros empezáis a cansaros más de lo normal pero en fin decidís que eso está relacionado con el estrés, el trabajo, la edad. Pues, duele la cabeza, pues tenéis ganas de dormir, pensáis que es la ecología que influye, el debilitamiento de la inmunidad etc.

Tuve miedo cuando mi peso empezó a caer por sí mismo, sin esfuerzos de mi lado. Sobre todo, por supuesto, estaba alegre que hubiera vuelto a mis vaqueros viejos, y luego entendí que algo era malo... Empecé a tomar mucha agua y más a menudo ir al aseo. Cuando tuve tiempo, fue al médico, el terapeuta dijo que necesitaba visitar al endocrinólogo, pasé todas las pruebas. Entonces descubrí que tenía la diabetes del 2 tipo.

Mi primera reacción era: ¡pues, es imposible! Sólo ayer todo era normal y hoy necesito cambiar totalmente mi vida.

Tal vez, lo más difícil era reconocer que los cambios habían surgido y no podía huir de ellos. Aunque tenía un pensamiento pecador que habría sido mejor si nunca me hubiera enterado de mi enfermedad. ¡Pero tenía que seguir viviendo con este conocimiento!


¡La lucha contra la diabetes es sobre todo la lucha consigo!

Mi tratamiento empezó con medicinas tradicionales para el control del nivel de azúcar, cambios en la dieta, esfuerzos para hacer ejercicios... Pero, francamente, era muy perezosa. En principio, porque realmente sentí lástima de mi misma, me pareció que no podía levantarme físicamente y practicar deporte, ¡aún cosas simples en la vida cotidiana parecían una carga! Y aún mi trabajo favorito no trajo la alegría.

Toda mi vida estaba limitada con los indicadores en la cinta de prueba, si el nivel de azúcar estaba por lo menos un poco más cerca a la norma, podía hacer algo, en el caso contrario me sentía deprimida hasta el fin del día. Tenía que ir al hospital todo el tiempo, ya como si fuera a mi casa.

Creo que muchos han pasado absolutamente lo mismo pero con las complicaciones que acompañan la enfermedad, tales como úlceras diabéticas o deterioro de la visión ...

Pero tuve suerte. ¡Pude encontrar el modo de liberarme actualmente de la diabetes! Sí, es imposible curarla pero hay un modo que hace así que esencialmente no se debe recordarse de la enfermedad.

Oí sobre Diabetol por casualidad - esperaba en una cola en la tienda y oí a dos mujeres hablando de que la madre de una de ellas se había liberado de la diabetes. Claro que escuchar a escondidas no está muy bien pero era una cuestión muy importante por eso no pude resistir. Me acerqué y pregunté qué remedio era. Así conocí sobre Diabetol .

Sus sustancias esenciales que tienen un efecto anti-diabético ayudan a disminuir el nivel de glucosa y producir las hormonas necesarias. Contienen una cantidad grande de antioxidantes, vitaminas y microelementos, aparte de ácidos orgánicos. Con este juego de sustancias activas, las vitaminas se digieren bien, se ajusta la función del tubo digestivo y se aumenta la inmunidad. Además, Diabetol tiene polifenoles y flavonoides. Todo eso normaliza el nivel de azúcar, colesterol y triglicéridos, aumenta el nivel de lipoproteínas, produce un efecto antioxidante y ayuda a evitar los procesos inflamatorios que acompañan la diabetes.

Cuando empecé a tomar la medicina, noté que el nivel de azúcar gradualmente se puso a bajar. Luego (cuando deliberadamente no la tomé dos veces para descubrir que pasaría) descubrí que el nivel de azúcar permanece en los límites normales (¡estaba más cerca al límite alto pero es normal!) ¡Aún sin uso adicional de Diabetol ! Además noté que mi presión arterial se había normalizado, y siempre había sido un poco más alta de la norma.

Por eso puedo decir con certeza: la diabetes se cura, y para eso no hace falta curar la enfermedad en Israel, los EE.UU. o en cualquier otro lugar. Siempre encargo en el sitio oficial, aquí por el enlace. Además, el pedido siempre llega rápidamente. Si alguien tiene temores en cuanto al pedido por Internet - hay que pagar sólo al recibir el pedido.

Entonces, mis queridos compañeros de desgracia, ¡tenemos la posibilidad de recuperarnos! Y sería estúpido no aprovecharla, como el segundo chance de devolver la salud que hemos recibido. ¡Pero, claro, es importante no sólo curar la diabetes sino que pensar en que esencialmente nuestra vida es buena! ¡Cuidaos y disfrutad de la vida!

ENCOMENDAR

Comentários:

Karina
13.02.2024
¡Anna Ferreira! Le felicitamos con la liberación de la diabetes. Como la mujer que pasó lo mismo, especialmente las depresiones, puedo confirmar que todo está correcto, nuestra salvación es Diabetol . Y nunca dejo de agradecer a Dios aquel día cuando me enteré de esa medicina.
Helga
13.02.2024
Su historia despertó la esperanza en mí… Sólo dígame si hace sentido tomarlo con la diabetes del 1 tipo.
Vityok87
13.02.2024
Olga, ¡sí! Tengo el mismo diagnóstico que usted. Y me recuperé. Ahora, cada año tomo el curso de Diabetol para evitar la resurgencia. Me siento bien, todavía tengo jeringas desechables y el glucómetro también.
Marina Oliveira
15.02.2024
Helga, también puedo confirmar. Tenía la patologí congénita de la hipófisis, y no tenía otras variantes que insulina. Algun día contaré mi historia con más detalles pero ahora voy a decir que Diabetol es realmente un hallazgo, ¡aún yo me sentí mejor con él!
Pedro
21.02.2024
Hmmm… Suena bien… voy a probarlo, sin hablar de que el precio es tan bajo, contrariamente a otros remedios semejantes
Cristián
21.02.2024
Tenía la diabetes, ahora no la tengo nada más. ¡Es realmente un remedio maravilloso, no esperaba que mostraría tales resultados! Estot tan feliz.
Huanita
22.02.2024
Mi padre tiene la diabetes y no quiere tomar pastillas. ¿Alguien sabe si Diabetol puede ayudarle?
Cristina
23.02.2024
Mary, claro que va a ayudar porque hay que salvar su vida. Mi tía también era así, no quería hacer nada: comía dulces, bebía alcohol como si no tuviera ningunos problemas. Por desgracia, nunca más está con nosotros.
Maximilian
27.02.2024
Tengo una pregunta: ¿puedo dar Diabetol a un niño? Mi mujer tiene diabétes hereditaria, yo también, tenemos miedo.
Julia Mendonça
02.03.2024
¡Gracias por la historia! 
Max, más probablemente que sí. Cuando encarga, puede precisar del operador, ellos cuentan todo detalladamente y consultan.
Carla Reis
03.03.2024
Llevo tomándolo hace dos semanas, el nivel de azúcar poco a poco se disminuye.